Oración para pedir Perdón

En situaciones adversas a nuestra voluntad, o conscientes de nuestras acciones, cometemos errores que nos evitan mantener el bienestar con nosotros mismos.

Se conoce que el perdón es la puerta para encontrar nuestra paz interior y sentirnos realmente libres, por lo que se requiere valor para reconocer que nos hemos equivocado.

Cuando te permites perdonar, tu cuerpo y espíritu se llena de misericordia, mientras que reconoces tu falla y pides perdón, te caracterizas de una gran humildad.

Oración para encontrar y pedir el Perdón

Querido Dios, en este momento recurro a tu ayuda y me coloco debajo de tu lupa a través de esta oración.

Abro mi corazón para que descubras mi verdadero sentimiento y abro mi mente para lograr entender lo que solicitas en mí.

Reconozco ser un pecadory te exclamo tu perdón por cada uno que llegué a cometer.

En este momento te muestro mi vida para que descubras los momentos en los que me llené de fracasos por ignorar Tu palabra.

¡Jesucristo, ten compasión de mí y sálvame en este momento!

Elimina todos mis pensamientos impuros y la capacidad que tiene el mal de actuar sobre mí.

De esta misma forma, quiero pedirte por todo aquel que fue capaz de intentaron dejar un mal en mí a través de sus ofensas y sus acciones.

A través de ti he conseguido el valor de perdonarlas y vengo a entregarlas a tu gracia divina para que intercedas por ellos de la misma forma en la que lo haces por mí.

¡Oh Dios, vierte sobre ellos y sobre mí tu infinita y hermosa misericordia!

Entra en mi cuerpo y permíteme vivir mediante la gracia de tu palabra cada uno de mis días.

No permitas que me aleje de ti, ya que con todo mi corazón te demuestro mi fe hacia ti.

Actúa mediante tu Gracia Divina para sanarme y permitirme iniciar este nuevo capítulo a tu lado.

Amén.

Si te gusto esta hermosa oración comparte con tus seres amados, Dios te Bendiga enormente.

Únete a nuestro grupo de WhatsApp para recibir el evangelio y oraciones todos los días. Escríbenos aquí: clic aquí

Comparte con tus Seres Amados:

También te podría gustar...